?

Log in

No account? Create an account

El Castillo Eléctrico

PINK FLOYD - DARK SIDE OF THE MOON (1973) - (Español)

EL CASTILLO ELÉCTRICO

sith

PINK FLOYD - DARK SIDE OF THE MOON (1973) - (Español)

Previous Entry Share Next Entry
(English version will be avalaible soon...)



He decidido comenzar la andadura del castillo eléctrico con este disco por unas cuantas razones: de entre todos los posibles creo que este abarca el más amplio espectro de popularidad para los huéspedes de mi castillo. Además, por razones de la misma índole, nos encontramos ante un hito del rock progresivo, y sobretodo un disco que inaugura una forma de entender la música dentro del rock, alternativa a la usual. 

Me explico: la semilla original del rock fue el inconformismo, la rebeldía, la trasgresión, que tuvo picos importantes con el punk de los '70 y el heavy metal de los '80. Pink Floyd, sin embargo, adelantados a la evolución de la música, proponían una música intelectual, basada en la experimentación, en las posibilidades del sonido y los instrumentos... en las sensaciones de la amalgama psicodélica sónica que les vió nacer. También popularizaron la concepción de un disco como una obra, como un todo, conectado por episodios continuos, algo que hoy en día ya no existe. ¿O acaso os imaginais, queridos inquilinos de mi ecléctica morada, que alguien tuviera la idea de descargar aisladamente por itunes alguna canción de este disco, o de su posterior Wish You Were Here? ¡Sacrilegio! Este disco es global, hay que comprarlo entero, y a ser posible en vinilo, lo que le hace ganar enteros. 

He de confesar también que me cuesta hacer una crítica de este disco sin poder conectarlo con el otro pilar del rock progresivo ya mencionado: Wish You Were Here. Creo que esto me obliga a que inmediatamente después de acabar esta reseña, empiece la correspondiente para su otra ópera prima. 

Poniéndonos en antecedentes, Syd Barret, uno de los artífices del sonido original de la banda, ya se había marchado, y el mando de la nave lo tenían ahora Roger Waters y David Gilmour. Fueron ellos quienes, junto a Nick Mason y Richard Wright, quienes, en el mítico estudio Abbey Road, y con el ingeniero de sonido Alan Parsons, concibieron una obra que reflexionaba sobre la locura del hombre, metamorfoseada en la figura del lunático, y aderezada con el dinero, la fama y la guerra. Este disco tiene la marca histórica de ser el primero en el que se usaron 16 pistas para editarlo, un nuevo estándar tecnológico para aquella época, lo que permitió refinar más el sonido, e incluir más efectos sonoros y electrónicos. 

De hecho, eso es lo primero que se aprecia al abrirse el disco por "Speak To Me (Breathe)": sonidos que desembocan en una tranquila y lisérgica melodía que transporta poco a poco, como un tren antiguo, al interior del cerebro humano, sede de las sensaciones que intentan expresar los músicos. Sobre el minuto 3:15 un suave empujón de lo que parece un hammond nos avisa de que no nos durmamos, y poco después el interludio de "On the Run" eleva la velocidad del tren con la percusión, mientras el viajero en su interior puede observar el paisaje que pasa y se vuelve irreal escenificado por los efectos electrónicos que se suceden. Ya hemos cruzado la delgada línea que existe entre la cordura y la irreal locura de la mente humana moderna. 

El tren nos duerme, y el silencio en el que parece que hemos entrado se rompe abruptamente por las estridencias de los despertadores. Entonces es cuando "Time", la que a mi juicio es una de las mejores composiciones de los Floyd, nos lleva a un estado de consciencia aparte, en el que el tren nos muestra los planes que no hemos podido llevar a cabo, la amargura de la imposibilidad de cumplir los sueños incluso cuando estamos soñando. Marcado en clave de blues, la parte de los coros femeninos que mecen la voz de Waters hasta desembocar de nuevo en un grito de desperación, son inevitablemente conmovedores. La guitarra suena de lujo cuando tiene que hacerlo, y la cohesión de la evolución con la psicodelia que los vió nacer es excelsa. 

Es entonces cuando "The Great Gig in The Sky" nos muestra que el temor a morir sublima en un gospel desbocado en el cielo. El piano dibuja las nubes y la melodía vocal las mueve de un lado a otro... y de pronto, despertamos. Esta vez ya no es el tiempo, sino algo mucho más material. 

"Money" arranca con descaro y un punteo macarra que configuran el tema más radiofónico del disco. El saxo nos transporta al mundo exclusivo de la riqueza, de los casinos, de las salas vip's, que empiezan a retorcerse en una espiral hasta estrellarse en el grandioso solo de guitarra final, lleno de contrastes, de remansos y exaltaciones, hasta que la parte vocal inicial vuelve a ir apagándose poco a poco, hasta llegar a lo que es, a mi juicio, el segundo punto álgido del Dark Side: "Us and Them". 

Envuelto en una dulce melodía de saxo, y en una voz resignada a la condición humana, a la frustración. La dualidad, los enemigos, el yin y el yan son superados por un hombre triste, que no entiende que su entorno se mate por ello en bandos sangrientos. Entonces llora en el estribillo usando como lágrimas de nuevo esos coros femeninos que nunca he podido ver igualados jamás en otro disco. Entonces el saxo nos adentra en una orgía de sentimientos, en uno de los solos que más me han emocionado de este instrumento, sollozando después hasta el final.

 "Any Colour You Like" no es más que el apéndice de la anterior, en un tinte mucho más psicodélico, y como una transición cohesiva hacia la catarsis final. Está claro que esta composición fue colocada muy inteligentemente para evitar una saturación entre "Us and Them" y "Brain Damage",mediante una aportación de melodías ligeras y solos cruzados que trazan el camino a la apoteosis del lunático que está sobre la hierba, cuando comprende que su locura es maravillosa porque es la única vía para escapar del tiempo, del dinero y de la sangre. 

El contenido metafórico del precioso poema que esconde este tema llega a trascender y lograr colocarse al mismo nivel que la música. "Brain Damage" nunca podría ser el mismo tema sin esos versos, sin ese estribillo, sin esa magia que transporta hasta el eclipse final, escenificación del triunfo de la locura sobre la realidad (everything under the sun is in tune
but the sun is eclipsed by the moon). 

Quizá este disco sea mal ejemplo de lo que quiero exponer en este blog estrictamente musical, pero al acercarse a esta obra de arte uno no puede evitar intentar comprender los sentimientos que la cimentan, la pasión que lo expresa, y la intensidad con que la ejecutan. Al fin y al cabo, la música es pasión, y este disco demostró que la genialidad compositiva, la focalización de la música en los instrumentos y su recreación, no quitaba el alma de la expresión artística. Cuando la gente tilda a la etiqueta "progresivo", como una sucesión de usos técnicos de instrumentos que resulta aburrida y carente de expresividad emotiva, creo que está haciendo un flaco favor a discos como estos, que iniciaron el género y siguen marcando tendencia en él. 

Dark Side Of The Moon no es un disco para que en la primera escucha puedas sentirlo ni comprenderlo; es un disco para dejar asentar, para aprovechar un momento tranquilo del día y relajarte o excitarte con sus altibajos sedantes o impulsivos.
Nunca la locura fue tan inteligente...

P.D: A modo de curiosidad, una leyenda urbana dice que existe una relación sospechosa entre el disco y la pelicula el Mago de Oz. Si se escucha el disco a la vez que se ve la película, las escenas casan a la perfección con lo que narran las canciones...o eso dicen.
  • Link para descarga

    http://www.badongo.com/es/file/1257289

    Sin password
  • Primero: Te felicito por el proyecto.... pero vas a tener que trabajar un poco la publicidad.
    En cuanto al comentario, me parece muy acertado, en especial esa unidad que supone el disco, no se trata de trozos que se pueden empaquetar y vender sino que las canciones tienen más sentido unidas y escuchadas en el orden en el que han sido propuestas. En general creo que se puede aplicar a todos los discos de Pink Floid.
    Lo de la película... no se, me la baje hace poco, a lo mejor pruebo...aunque a mi me da que no va a ser XD
    • Desgraciadamente, la publicidad en el LJ no es muy buena: puse anuncios en múltiples comunidades musicales, de las cuales solo un par de ellas eran españolas. Eso no ha atraído a mucha gente, a pesar de que creo que el diseño gráfico por lo menos capta la atención de la gente. Tendré que probar otras vías...
  • Ayreon!

    (Anonymous)
    Pink Floyd son buenisimos, pero ya que el espacio se llama electric castle, haber empezado por ayreon! cuando los escucho se me cae la babilla, ¡Viva Arjen!
Powered by LiveJournal.com