?

Log in

El Castillo Eléctrico

IRON MAIDEN: Como la música con la perspectiva de los '80 puede ser rentable hoy día.

EL CASTILLO ELÉCTRICO

sith

IRON MAIDEN: Como la música con la perspectiva de los '80 puede ser rentable hoy día.

Previous Entry Share Next Entry
Un artículo de opinión ha aparecido en el desvencijado buzón amarillento al bajar el puente levadizo:

" A día de hoy, se está produciendo un hecho que al firmante de esta columna huérfana de publicación le parece relevante, extraño para estos tiempos en los que el arte es un comercio capitalista puro y duro, y que los valores que importan son los que consiguen obtener beneficios a cambio de cualquier cosa sin importar si es realmente creativo o digno artísticamente hablando.
Se ha colado en las listas de más vendidos el último disco de Iron Maiden, alcanzando números 1 en varios páises europeos, y en general, no bajando del número 5 en todo el mundo. Podría pensarse que es una situación estacional, que ha sido una maniobra de marketing musical muy buena y que, pasado el lanzamiento, el disco caerá hasta puestos honrosos pero no tan destacables. Pero sucede que a día de hoy, casi un mes después del lanzamiento, la situación es la misma, cosa que por cierto nunca le ha pasado en su larga historia al grupo. Un grupo que alcanzó su esplendor en mitad de la década de los '80 y que se convirtió en una especie de grupo de culto underground en la década de los '90, cuando el grunge barrió la escena musical y después el brit-pop relevó el testigo.
No voy a negar que estoy hablando desde una condición cuasi-fanática por este grupo. Soy un fan de toda la vida, y su progresión a partir del año 2000 me ha reactivado la fe perdida en ellos. Pero es precisamente esa óptica del fan la que me lleva a analizar con conocimiento de causa el porqué se produce tan extraño fenómeno hoy día. Y digo extraño por varias razones, a enumerar:
1 - El disco "The Final Frontier" tiene sus luces y sus sombras. Por el momento no lo pondría entre su mejor disco de la última década; tampoco el peor. Lo que está claro es que no entra a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera. Y eso es extraño para que esté en la cresta de la ola.
2 - No tiene singles. Las canciones son largas y compositivamente elaboradas. De hecho, el single es el tema que menos aceptación tiene. Y aunque para el funcionamiento de ventas el single ya no tiene una función como antes, sí que te expone en la palestra de los medios todavía.
3 - El metal clásico, en términos generales, no está en la moda de hoy en día. De hecho, en las listas de ventas no aparecen entre los 10 primeros discos de metal clásico. Y, con todos los matices del último disco, es un disco de género metal clásico.

¿Que ofrece por tanto Iron Maiden para haber llegado a este punto? Es la clave que paso a detallar a continuación:
1 - Primero de todo: honradez. Componen lo que quieren porque no tienen presiones a estas alturas, pero es que en toda su carrera nunca parecen haberlas tenido. Han hecho lo que han querido. Esa sensación se transmite en que les encanta lo que hacen, es una creación artística verdadera, y nos lo transmiten a los fans. Eso es algo que a uno le incita a remunerar su creación en vez de descargarla por internet.
2 - Calidad: evidentemente, honradez con un producto mediocre no sirve. Son buenos músicos en su estilo y , desterrando el mito, no ofrecen siempre lo mismo. Suenan con identidad, pero sin autoplagiarse constantemente. Introducen pequeños detalles, ideas frescas, innovaciones, etc. Eso implica que el público concede valor a su producto aunque una vez consumido no les agrade del todo.
3 - Nunca han dejado de hacer lo que debe hacer un músico de verdad. Salir de gira. Ganar el dinero en los conciertos. Los discos están muy bien, pero lo que realmente concibe Maiden como importante es el espectáculo de un concierto, y eso es lo que realmente venden. Un espectáculo alrededor de su creación artística. Si te gusta la música, además, te van a ofrecer algo que pocos ofrecen: un estadio abarrotado, un front-man saltando durante dos horas, pasajes cuasi-teatrales, participación del público, buen humor, decorados cuidados y una figura gigante caracterizada del Eddie en plan algo cutre-naif autoparódico.
4 - Una comunión casi religiosa con sus seguidores. Un fan de Maiden se involucra en el universo que lo rodea, y aunque les critique, se compra el disco. De hecho, sus dos últimos discos son calificados por muchos de los fans que hicieron en los 80 como verdaderos truños. Se lo han comprado seguro.
5 - Buscan seguidores jóvenes. Saben que la generación de los 80 añoran que no evolucionen, que hagan como AC/DC, y dado que no quieren hacer eso, han logrado una base de fans jóvenes, curiosamente, con discos maduros.
6 - Carisma: un factor muy importante. Son gente inmensamente respetada por el mundo actual de la música. Y, esto es comentario de fan, Bruce Dickinson para mí, hoy en día, es el front-man con más carisma en el rock.

Aún con todo esto, es sorprendente que haya desbancado, una panda de cincuentañeros (alguno ya casi sesentañero), a productos de marketing concebidos para consumo en masa; a gente que tienen promociones por la tele, y hasta en latas de refresco. Y es algo muy importante que debería representar una lección para la gente que lleva el negocio: todavía es rentable la música concebida como creación artística. Es más, es inmune a las descargas de internet. Resiste y se adapta a los cambios sin desnaturalizarse. El viejo procedimiento de disco, y gira, y disco, y gira, ...sigue funcionando. Y si no se trata de ofrecer algo así, cuando grupos como estos no tengan más opción que retirarse por la edad, nos quedaremos sin las grandes bandas de rock de la historia. No hay ninguna hoy en día en la recámara (¿Muse llegará a algo más?) en la que podamos confiar para que tome el relevo. Hay calidad, hay creatividad, pero el planteamiento del negocio los mantiene para siempre en un nivel underground. Y eso tampoco es que los mate, pero lo que seguro que no hará, es crear nuevos fenómenos de masas comparables a grandes como Queen, GN'R, Pink Floyd, U2, los mismos Rolling, ... etc etc. "
  • Aunque soy un superficial melómano hay algo en los maiden que me gusta, y de hecho, sin tener ningún disco (comprado) de ellos, fui al concierto que dieron por estos lares. El fervor del populacho era digno de admiración, pero honestamente, ellos fueron correctos, profesionales, hicieron lo que iban a hacer y se fueron sin bises ni leches, fue algo agridulce, pese al fervor, ellos no se emocionaron, es como que la guapa te diga que te quiere como amigo. Reconozco que me perdieron un poquito, el despechado es rencoroso XD
    • Yo tengo la asignatura pendiente de volver a verles antes de que se marchiten por la edad. Me extraña que no hicieran bises, suelen hacerlos. Quizá si era la gira en la que tocaban su penúltimo disco entero no lo plantearon como la gira de clásicos.
      En la profesionalidad tienes razón. Son prácticos, pero la carga emocional se puede ver. De hecho, en los DVDs (claro, ahí salen los mejores conciertos, no los más mediocres), como por ejemplo, el de Rock In Rio, hay un ambiente especial.
      ¡Eh, para la próxima, si tocan por Madrid, y quieres verlos de nuevo, ya tienes un acompañante seguro (sujeto a condiciones laborales si no cae en finde)! Yo no he ido a ninguno en los 5 ultimos años porque no me apetece ir sólo a un concierto.
      • Por aquí hay más de un Maidenfan, de hecho los amigos con los que fui ya hbían ido/fueron al de Bilbao (era Bilbao??) Así que quizás se apuntase alguno.
Powered by LiveJournal.com